Editorial: El EZLN y el movimiento indígena binacional

Marzo 1, 2001 at

La marcha del color de la tierra del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), que salió del estado de Chiapas a México D. F., el día 24 de febrero del presente año, estaba encabezada por los 23 principales comandantes del Comité Clandestino Revolucionario Indígena (CCRI). Este contingente que recorrió más de tres mil kilómetros por varios estados de la República Mexicana, levantando a su paso una muchedumbre de seguidores que los recibía con admiración y respeto, tuvo como punto obligado en su recorrido Nurio, Michoacan, sede del III Congreso Nacional Indígena. En dicho evento, en el que participaron 13 delegados del Frente Indígena Oaxaqueño Binacional de Oaxaca, se emitieron pronunciamientos apoyando la marcha y la Ley de Derechos y Cultura indígena.

El 11 de marzo del 2001 quedó evidenciada una vez más la capacidad de convocatoria de los zapatistas, ya que a su arribo al zócalo, más de 300 mil personas se dieron cita para demostrarles su simpatía. Otro momento significativo fue cuando pese a la oposición de los conservadores y reaccionarios legisladores del PAN, los zapatistas comparecieron el 28 de marzo ante el Congreso de la Unión, la casa de todos los pueblos de México. Así es, los zapatistas estuvieron en la máxima tribuna del país escribiendo un capítulo más en la historia del movimiento indígena. La voz de los indígenas se hizo escuchar a través de la Comandante Esther y los Comandantes David, Zebedeo y Tacho, quienes argumentaron respetuosamente a favor de la aprobación de la Ley de Derechos y Cultura Ind�gena; fruto de los acuerdos de San Andrés, que fue enviada por el Ejecutivo al Congreso en diciembre pasado.

En su comparecencia, Esther, sentenció: “los zapatistas están seguros que los legisladores no confunden la justicia con la limosna y han sabido reconocer en las diferencias, la igualdad que tienen los indígenas como seres humanos y como mexicanos” y advirtió que “a una señal de paz no responderemos con una de guerra”. David por su lado dijo, “la iniciativa abre el camino del diálogo y la paz, un eventual rechazo por el poder Legislativo significaría la intención de exterminarnos y de borrarnos de la historia”, mientras que Zebedeo sostuvo: “Hoy tienen ustedes dos caminos a seguir y decidir: el que ayude a la paz o el que calla frente a la guerra”. Tacho cerró las intervenciones diciendo: “El valor de la palabra para los indígenas; la vergüenza de quien incumple lo comprometido” , refiriéndose a la iniciativa de la COCOPA que recogió la palabra del EZLN.

A la comparecencia de los zapatistas en el Congreso, asistimos dos dirigentes del FIOB como invitados de honor del EZLN. Esta distinción nos honra porque reconoce la labor que desde 1994 realizamos a favor del movimiento indígena en México y en los Estados Unidos. Como organización, hemos apoyado la paz y la iniciativa de Ley sobre Derechos y Cultura Indígena, hemos denunciado la falta de respeto a los derechos humanos ante todos los presidentes, incluido el actual mandatario Vicente Fox Quesada. Con este último sostuvimos una reunión en privado el 22 de marzo del presente año en la ciudad de Fresno; ahí aprovechamos la ocasión no sólo para entregarle peticiones, sino también una carpeta informativa de más de cien páginas sobre los proyectos que hemos implementado en beneficio de nuestra comunidad indígena migrante. Mediante esta acción, no pretendemos sumarnos a la línea oficial ni traicionar el movimiento indígena, sino hacer propuestas específicas a la problemática binacional de los indígenas.

Leave a reply

required

required

optional