Diez Años de Lucha / Diez Años rompiendo Fronteras

Octubre 1, 2001 at

Los sucesos ocurridos en Nueva York el 11 de septiembre del presente año han impactado directa e indirectamente la vida de los migrantes oaxaqueños. Decenas perdieron la vida y cientos sus fuentes de trabajo. Peor aún, todos aquellos que albergabamos la esperanza de que prosperara un tipo de legalización vemos con desconsuelo como este tema ha quedado en el olvido en la agenda actual de los políticos. No obstante, más de una centena de personas, incluyendo 30 miembros del Frente Indígena Oaxaqueño Binacional- marchamos el 14 de Octubre por el centro de la ciudad de Fresno para reivindicar nuestra demanda de amnistía y repudio a la guerra, así como a todo tipo de ataques racistas.

Los ataques terroristas del 11 de septiembre también tuvieron un impacto directo en el FIOB. Debido a ellos se pospuso el viaje que el Coordinador General, Rufino Domínguez, debía de haber hecho a Nueva York precisamente el mismo día de los atentados. ¿El motivo de dicho viaje? No era pasearse ni por las torres gemelas, ni por la Quinta Avenida, sino asistir a la ceremonia de premiación organizada por la Fundación Ford y el Advocacy Institute para reconocer la trayectoria de liderazgo comunitario de veinte personas que fueron seleccionadas de entre más de tres mil postulantes en todo Estados Unidos. Rufino es uno de los honrados con la primera edición de los premios “Liderazgo en un Mundo Cambiante” , que otorgarán a cada uno de los galardonados $100,000 dólares para fortalecer el trabajo de sus respectivas organizaciones y $30,000 para gastos de superación personal.

En hora buena a nuestro Coordinador General por este merecido premio a su esfuerzo y dedicación en pro del bienestar de las comunidades indígenas. Y lo mejor de todo es que este premio llego justo cuando el FIOB celebra su Décimo Aniversario, por lo que más que un reconocimiento personal, representa un homenaje a la trayectoria de trabajo de la organización y de los miembros que le dan vida.

Los logros del FIOB a lo largo de estos 10 años han sido múltiples. El poder consolidarse como una genuina organización de base con una membresía de aproximadamente diez mil personas en ambos lados de la frontera México-Estados Unidos; el haber podido implementar en Oaxaca proyectos productivos como cajas de ahorro comunitarias, viveros y granjas colectivas, que beneficiaron a cientos de familias; el poder proveer capacitación sobre derechos humanos y laborales tanto en Oaxaca como en Baja California Norte y California, EE.U.U.; el desarrollar un innovador proyecto de interpretes en lenguas indígenas y un programa de educación sobre salud en el Estado Dorado, son sólo algunos de los muchos frutos concretos de estos años de esfuerzo.

Llegar a donde nos encontramos no ha sido fácil, el camino estuvo plagado de obstáculos, sin embargo, confiamos en que inspirados por el sentimiento de solidaridad que distingue a las comunidades indígenas y motivados por los logros y reconocimientos que estamos recibiendo, sigamos construyendo una organización fuerte, unida y comprometida con el “respeto a los derechos de los pueblos indígenas”.

Leave a reply

required

required

optional