Primer Taller de Participación Cívica: Organización y funcionamiento de las escuelas

Noviembre 23, 2001 at

Por: Rufino E. Domínguez Santos

participacion-sm.jpg “Es la primera vez que presencio este tema de participación cívica y yo pienso que es muy importante porque se nos dá la oportunidad para adentrarnos en conocimientos que nos servirán para mejorar las condiciones económicas, políticas, sociales y culturales.” Gloria Avendaño, Participante del taller

El día 11 de noviembre del 2001 se llevó a cabo el primero de los cuatro talleres que organizaremos en el marco del proyecto “Participación Cívica“. El tema de este primer taller fue la organización y funcionamiento de las escuelas en California, Estados Unidos. Treinta y siete fueron los participantes, 17 mujeres y 20 hombres, que durante casi un día entero estuvimos aprendiendo de este tema de importancia para todos aquellos que tenemos, o planeamos tener, hijos.

El taller dio inicio con la autopresentación de cada uno de los asistentes, seguido de una breve explicación sobre el contenido de las carpetas. Acto seguido, entramos en nuestra materia de trabajo con una definición general sobre el concepto participación cívica. Al preguntárseles si sabían lo que ésto significaba, sólo tres personas respondieron afirmativamente. No obstante, se les explicó que a través de estos talleres aprenderían lo que es la participación cívica no sólo en teoría sino también en la práctica, pues lo que nosotros esperamos de cada uno de los participantes es la trilogía: ver, pensar y actuar.

Pero como actuar solos nunca es tan efectivo como actuar en equipo, decidimos comenzar las presentaciones de los expertos con Jack Daniel, abogado de la Asistencia Legal Rural de California (CRLA) en Fresno, California, quien explicó los servicios gratuitos de ayuda legal que ofrece su agencia en torno a la educación de los niños. Asimismo, alentó a los padres de familia a participar más en las reuniones donde su discute la educación de sus hijos.

Los siguientes presentadores del día fueron Gabriel Medel, activista de la organización de Padres para la Unidad en Los Angeles, y Mary Hernández, de la organización Educación Entrenamiento y Defensa Multicultural (META), de San Francisco. El señor Medel comenzó compartiendo sus experiencias promoviendo la participación activa de los padres en las escuelas. A lo largo de los años, dijo, me he percatado de la importancia de la educación para la superación de nuestros hijos y de lo importante que es estar unidos para combatir los problemas entre todos. En su opinión, las carencias a las que se enfrentan nuestros niños son principalmente: la deficiente preparación entre los maestros; la falta de comunicación entre éstos, los niños y sus padres y la escasez de programas de educación biling&uulm;e. Para ilustrar algunas de las consecuencias de estos problemas, mencionó que en la ciudad de Los Angeles, a pesar de que la población estudiantil de origen latino representa 70% del total de estudiantes matriculados, solamente 6% llegan a la universidad. ¿Ustedes piensan que esto indica que los niños latinos van bien en sus estudios?, preguntó Gabriel a los asistentes, la respuesta por supuesto fue no.

Un problema más, indicaron los presentadores, es que la mayoría de los padres de familia latinos no saben lo que les enseñan a sus hijos en la escuela e ignoran que tienen el derecho de visitar las clases de sus hijos a cualquier hora de acuerdo a la ley del estado de California. Sí están trabajando, pueden inclusive pedir permiso a sus empleadores, quienes tienen la obligación de permitirles ausentarse un día de sus labores sin descontarles nada de su sueldo. Al ir a pedir informes sobre sus hijos, recuerden que además tiene derecho a pedir una copia del plan maestro para el aprendizaje del idioma Inglés, que cada escuela debe tener, para que así estén mejor informados sobre la educación que están recibiendo sus niños(as).

Otro de los muchos aspectos que los padres de familia ignoramos es cómo están organizadas las escuelas. Por ejemplo, la mayoría desconoce que la Junta Educativa es la máxima autoridad en la escuela, está por encima de los maestros, del director de la escuela e inclusive del superindentente del distrito escolar. Y eso no es todo, los padres de familia también ignoramos que por cada niño que está aprendiendo el inglés bajo el programa ELL, las escuelas reciben un dinero extra, además de que tienen la obligación de enviar información a cada padre de familia en su primer idioma. Asimismo, existen recursos en cada Distrito Escolar para financiar entrenamientos para los padres de familia de los estudiantes.

Estos aspectos organizativos de las escuelas, consejos de cómo ser más tolerantes y pacientes con nuestros hijos, así como ejemplos prácticos de cómo involucrarnos directamente en la solución de problemas en las escuelas, fueron algunas de las muchas enseñanzas que recibimos todos los asistentes al taller que organizamos gracias al patrocinio de la James Irvine Foundation y CRLA.

participacion.jpg
Foto: Leoncio Vásquez
Los participantes del taller muy atentos a la información que se les dio.

Leave a reply

required

required

optional