Editorial: Ignorar a los Indígenas ha sido la tradición mexicana

Septiembre 2, 2002 at

La Suprema Corte de Justicia de la Nación Mexicana (SCJNM), máxima tribunal del país, declaró improcedentes las más de 320 demandas de controversias constitucionales interpuestas contra la ley federal en materia de derechos y cultura indígena, por diferentes autoridades constitucionales y organizaciones indígenas. Fueron rechazadas por 8 votos en contra y 3 a favor, ante el pleno del pasado 6 de septiembre. Uno de los tres poderes que con esta posición reafirman el desprecio, la ignorancia y el desconocimiento total sobre los indígenas, primero el poder legislativo aprobó una ley de las ideas racistas de su propio pensamiento sin tomar en cuenta la iniciativa enviada por el ejecutivo y este a su vez no hizo nada para defenderla sino al contrario se publicó en el Diario Oficial de la Federación el 14 de agosto de 2001. El pasado 12 de octubre, se cumplieron 510 años de la llegada de la cultura occidental a este continente, tiempo de saqueo, de engaño, marginación, pobreza extrema de los pueblos indígenas, genocidio, etnocidio cultural y tantas otras maldades de los gobiernos del mundo. Lo menos que pueden hacer es ser sensibles de reconocer los derechos plenos de los indígenas de manera constitucional, sin embargo no lo hicieron, por eso en esos poderes no hay amigos ni simpatizantes. La lucha continuará por diferentes medios para ganar una ley digna y justa cabildeando en el congreso para impulsar una reforma de la reforma, también apelando ante la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y que hayan diputados indígenas sin partidos políticos sino representados por las comunidades indígenas para que realmente legislen a nuestro favor.

California desprecia a los migrantes

Como indígenas migrantes en otro país y cultura, siempre recibimos doble bofetadas a nuestros derechos humanos, primero con lo de arriba descrito y ahora el veto de Gray Davis, gobernador de California, Estados Unidos, a la iniciativa de ley AB60 de Gil Cedillo y la SB804 de Richard Polanco, Asambleístas del estado; Que estaban proponiendo el derecho a obtener una licencia de manejar en el estado. El gobernador la vetó el pasado 30 de septiembre del presente año, sin importar las presiones de las organizaciones de los migrantes. Esto le restó votos a favor de Davis de las elecciones del 5 de noviembre, pero también está alentando a los residentes legales a convertirse en ciudadanos para poder ejercer los poderes políticos que podemos representar para un futuro cercano. El tener una licencia de manejar es un deber, una responsabilidad y un derecho de protección en caso de emergencia, además la seguridad nacional que tanto pregona el gobierno federal sería reforzada y confiada más si todos contamos con una identificación sin importar el estado legal sino la capacidad de conducir con seguridad en los caminos del estado y el país. La lucha por esto continuará en los próximos años ante cualquier el que, se tiene que aprobar porque es justa para todos los migrantes y la sociedad en general.

Leave a reply

required

required

optional