Mujeres indígenas escriben un libro

Enero 17, 2003 at

El día internacional de la Mujer, presentación de un libro

Por: Oralia Maceda Méndez

libro3-sm.jpg Con la finalidad de conmemorar el Día Internacional de la Mujer, el 8 de marzo de 2003, en la ciudad de Fresno, California, ante la presencia de más de 100 personas procedentes de diferentes partes del estado (Los Angeles, San Francisco y diversas comunidadaes del Valle Central) se llevó a cabo la presentación del libro de memorias titulado Mujeres Inmigrantes Camino al Futuro. Este evento contó con la presencia de un representante del gobierno de Fresno, el Supervisor del distrito 3, el Lic. Juan Arámbula, quien dirigió unas palabras en conmemoración del día internacional de la mujer. Cada una de las autoras del libro hablamos de lo que abordamos en el libro y de nuestra experiencia durante el proceso de su elaboración. Las compañeras Rosa López (mixteca) y Vilaysouk Vee Inthaly (Hmong) hablaron orgullosamente de las costumbres en las comunidades de origen.

Este trabajo recopila las experiencias de las mujeres de diferentes raíces que hace apróximadamente 5 años empezamos a reunirnos para hablar sobre nuestras preocupaciones. Todo inició cuando “Pan Valley Institute”, un proyecto del Comité de los Amigos Americanos, invitó a organizaciones comunitarias de base y también a individuos a que participaramos en reuniones para identificar las necesidades que enfrentamos como mujeres inmigrantes y las soluciones que podíamos aportar para resolverlas. Las ideas que las participantes mencionamos repetidas veces fueron: Qué las mujeres tuviéramos el espacio para desarrollar y ejercer nuestro liderazgo, aunque las indígenas en el Frente Indígena Oaxaqueño Binacional (FIOB) ya estamos trabajando para animar a las mujeres a que participen. Otras de las cosas que se discutió fue buscar acercamiento con otras comunidades étnicas y colaborar en las luchas que tenemos como inmigrantes, sobre este punto se nombró un Comité para dar seguimiento a estas actividades que se habían sugerido. Fue así que iniciamos una serie de reuniones donde participamos al principio 26 mujeres, tanto Hmongs, como afroamericanas, mexicanas mestizas e indígenas Mixtecas.

Participamos en tres encuentros de 2 días cada uno y en reuniones de varias horas para compartir las preocupaciones y al mismo tiempo buscar soluciones. Nos dimos cuenta que existen cosas que nos afectan a todas aunque a algunas más que otras, por ejemplo la falta de servicios de salud para la comunidad, la escasez de guarderías que se adapten al horario de trabajo, falta de viviendas dignas para nuestras familias. También comentamos que hay quienes tenemos el espacio y los medios para integrarnos al trabajo comunitario pero aún tenemos temor de hacerlo por falta de costumbre y las ideas con las que siempre hemos vivido de que “la mujer sólo esta hecha para hacer trabajo del hogar y ser madre”. Para algunas fue difícil su participación en todo este proceso porque era la primera vez que salían de sus hogares y que dejaban a sus hijos al cuidado de los esposos o con otra persona, pero era emocionante por que estábamos adquiriendo nuevas experiencias que ayudarían en nuestras vidas diarias.

Descubrimos que si las personas que tienen el poder de tomar las decisiones escucharan las preocupaciones y recomendaciones, serviría para que tengamos más oportunidades de los servicios que necesitamos, pero al mismo tiempo también es muy difícil tener acceso a ese tipo de personas, así que decidimos hacer algo por escrito que sirviera de base para empezar a abrir discusiones donde se tomen en cuenta nuestras voces. Fue un trabajo difícil por que no estamos acostumbradas a escribir las vivencias e ideas. Antes de elaborar este libro, habíamos hecho un calendario en el 2001 donde hablamos de las historias personales, esto ayudó a conocernos más a fondo y a darnos confianza entre nosotras para seguir colaborando y cumplir el objetivo de crear relaciones con otras comunidades étnicas.

Muchas de las compañeras que iniciamos este proceso no pudieron continuar por sus obligaciones como trabajadoras del campo, como amas de casa, madres de familia y esposas; por falta de tiempo, recursos y también por falta de transportación, ya que algunas de las participantes no sabemos conducir un auto y dependíamos de otros para que nos transportaran. Ahora lo que esperamos es que este libro sirva para dar a conocer no solamente los problemas de 12 mujeres quienes finalizamos este trabajo, sino la realidad de las mujeres en general. Lo que nos queda por hacer es organizar mesas redondas con gente que tiene el poder de hacer cambios y se discutan los problemas aquí planteados para exigir que se cumplan las necesidades de las mujeres.

libro3.jpg
Fotos: Eduardo Stanley
Las compañeras del FIOB que estuvieron firmando libros en su presentación que se realizó en Fresno, California

libro4.jpg

libro5.jpg

Leave a reply

required

required

optional