El Benemérito de las Américas habita en el corazón de Fresno

Marzo 26, 2003 at

Por Nayamin Martínez

estatua-sm.jpg La comunidad oaxaqueña está de plácemes en el Valle Central de California: Benito Juárez habita en el corazon de la ciudad de Fresno. Las personas que circulan por la avenida Tulare, en el tramo de las calles Van Ness y M, pueden apreciar la estatua de bronce del Benemérito de las Américas flanqueado por el Gigante de Tula y por el monumento a los Braceros.

Fue el pasado 24 de marzo cuando en emotiva ceremonia, a la que asistieron unas 50 personas, se develó la estatua de Don Benito Juárez. Allí los maestros de ceremonias —Oralia Maceda y Leoncio Vásquez- al igual que uno de los oradores, el Cónsul Jaime Paz y Puente, nos condujeron por un rápido recorrido por los pasajes más importantes en la vida de este prócer mexicano del siglo decimonó nico. “La estatua no pudo quedar en mejor lugar ya que quedó sda entre dos símbolos de justicia, por un lado la Corte Estatal y por otro la Corte Federal que está en construcción”, dijo el Supervisor Juan Arámbula, quien fue otro de los oradores. Por su parte, el coordinador general del FIOB, Rufino Domínguez y el profesor Jesús Martinez, enfatizaron la relevancia de Juárez para la comunidad migrante en general, pero en especial para los Oaxaqueños pues es un símbolo que los invita a revalorizar su identidad indígena.

Al son de la diana —interpretada por la banda de viento “Hoz de Cuevas”- los oradores descubrieron la escultura del Benemérito de las Amé ricas. No tardaron en escucharse los aplausos y los entusiastas clamores de !Viva Juárez! Fue así que con las danzas tradicionales del grupo cultural Se’e Savy y los acordes del himno del FIOB “Mi Linda Oaxaca”, se concretó un sueño que el Frente Indígena Oaxaqueño Binacional (FIOB) había acariciado desde años atrás.

Pero, ¿cómo y cuándo comenzó todo? Convencidos de que además de conmemorar el nacimiento de Don Benito Juárez mediante la organización de un torneo anual de basketbol sería muy bueno contar con una estatua en su honor, la dirigencia del FIOB había venido solicitando desde 1994 al gobierno de Oaxaca la donación de una escultura de este procer de la historia mexicana. Sin embargo, dicho reclamo había sido ignorado hasta el año pasado cuando el actual gobernador de Oaxaca, el Lic. José Murat Casab, anunció que por fin donaría dicha estatua. Cabe mencionar que pese a haberse comprometido a encabezar la develación de la misma, a Murat le fue imposible asistir.

Conseguir la estatua fue sólo el primer paso del demorado proceso que llevó a la inaguración de la estatua de este distinguido indígena zapoteco en el Valle Central de California. Hubo además que conseguir corazones generosos que aportaran recursos monetarios para pagar por el pedestal, por la transportación y por la instalación del monumento. Nuestro agradecimiento a Hermanos Marquez, el Restaurant Oaxaca, y a los comités locales del FIOB en Fresno y Madera por sus aportaciones. La Mesa de Supervisores del Condado de Fresno, en especial el Supervisor del Distrito 3, el Lic. Juan Arámbula, apoyó también esta iniciativa al donar el terreno en el que hoy se encuentra la escultura.

En fin lo que quiero destacar es que al igual que otros proyectos del FIOB, la inaguración de la estatua del Benemérito de las Amé ricas fue posible gracias al esfuerzo conjunto de distintas instancias e individuos que creen en el valor del compañerismo y la solidaridad, y que consideran que el legado de Juárez es algo que enorgullece no sólo a los oaxaqueños sino a los mexicanos en general y que por ende, merece ser compartido con la comunidad californiana que hoy nos alberga.

¿Por qué la insistencia de que colocar en California la escultura de una persona que nació hace 197 años en un pueblito (San Pablo Guelatao) que se encuentra a miles de millas de distancia? Son varios los motivos. En primer lugar porque es la figura política más relevante de la historia mexicana del siglo XIX. La legislació n que impulsó —popularmente conocida como “Leyes de Reforma”- marcó la pauta para la secularización de las instituciones gubernamentales y para la consolidación de un régimen liberal en México.

Pero más allá de las múltiples aportaciones que hizo desde los distintos cargo públicos que ocupó (Diputado, Gobernador, Ministro de Justicia de la Nación, Rector de la Universidad de Oaxaca y Presidente de la República) Juárez es un héroe con el que los indí genas oaxaqueños se identifican por diferentes razones. La primera porque comparten con él sus orígenes indígenas y su extracto humilde; la segunda porque Juárez también fue migrante una etapa de su vida, tuvo que vivir un tiempo en Estados Unidos (en Nueva Orleans para ser precisos) para luchar por sus ideales; pero sobre todo porque Juárez es el ideal a seguir, ya que venciendo todas las adversidades, con esfuerzo y sacrificio, llegó a ser Presidente de México y un político ejemplar que aún es recordando, entre otras cosas por su célebre frase: “Entre las naciones como entre los individuos, el respeto al derecho ajeno es la paz.”

estatua.jpg
Foto: L.V.S
La Banda Hoz de Cuevas entonando “Mi linda Oaxaca”

estatua3.jpg
Foto: L.V.S
Grupo Folclórico “Se’e Savi” dando homenaje a Juárez con danzas típicas de oaxaca

rufino-eulalio.jpg
Foto: L.V.S
Rufino Domínguez y Eulalio Ruíz muestran su orgullo a lado de Juárez.

Leave a reply

required

required

optional