Un saludo a los que marcharon por la libertad

Septiembre 29, 2003 at

Hermanas y hermanos, peregrinos de la marcha:

pedro-y-bill-sm.jpg Todo individuo tiene derecho a la vida, a la libertad y a la seguridad de su persona. Esto establece el artículo 3 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, la cual es violada todo el tiempo por el gobierno de los Estados Unidos (EEUU).

El Frente Indígena Oaxaqueño Binacional (FIOB), saluda a cada mujer y hombre participante en la marcha de la libertad para los trabajadores inmigrantes. Como organización estuvimos presentes en la despedida de ustedes en la ciudad de Los Angeles, California, celebrada el día 20 de septiembre del presente año, apoyando el esfuerzo personal de cada uno de los peregrinos. Los acompaña uno de nuestros representantes en esta jornada de lucha con la esperanza de lograr juntos los siguientes objetivos:

1) Legalización o regularización sin distinción de países; 2) Reunificación familiar; 3) Respeto de los derechos laborales; 4) Respeto a los derechos civiles de todos. Estas demandas serán presentadas ante el gobierno federal que encabeza George W. Bush, y ante los Congresistas y Representantes en Washington, D.C., para que realmente se legisle una ley de inmigración para las cerca de 10 millones de personas “indocumentadas.” Porque a los inmigrantes no se nos respetan nuestros derechos humanos y nuestra dignidad; porque a todos los inmigrantes que vivimos en este país nos dicen que somos “terroristas”, cuando en realidad merecemos un trato digno porque lo hemos ganado con el propio sudor de nuestro trabajo.

Las caravanas provenientes de diferentes partes del país, llegarón a la capital el día primero de octubre para que las voces de nuestra comunidad se escuchen a través de ustedes a fin de que exijan a cada político que se ponga a trabajar por las causas justas de todos los inmigrantes y no solamente como se ha acostumbrado a hablar sin hacer nada. Esta demanda es una causa común de todos los inmigrantes que vivimos trabajando para sobrevivir, pagando impuestos sin recibir nada a cambio.

El 4 de octubre, estarán en Nueva York en una concentración histórica y nosotros hacemos un llamado a todas las organizaciones de migrantes, civiles y personas que no pudimos ir, a que hagamos simultáneamente actos cívicos y públicos en los lugares en donde vivimos.

Hermanas y hermanos peregrinos de esta marcha, con cada uno de ustedes va nuestra fe, esperanza, entusiasmo y optimisto. Tenemos la seguridad de que ustedes están llenos de valores personales caracterizados por una cultura de solidaridad y justicia social, pues desde que la marcha salió de sus comunidades los vemos a diario en los medios de comunicación comprometidos con la causa. Esperamos recibirlos de regreso para que sirvan de inspiración a aquellos que no hemos participado para defender los derechos de todos. Reciban los saludos y abrazos de hermandad en este camino de la marcha por la legalización de todos!

Por el respeto a los derechos de los pueblos indígenas

pedro-y-bill.jpg
Pedro Reyes y el Gobernador Bill Richardson de Nuevo México

Leave a reply

required

required

optional