Viviendo la Participación Cívica

Marzo 11, 2004 at

Por: Catalina Ventura

nayamin-y-catalina-sm.jpg Soy originaria de la región mixteca oaxaqueña y conocí al Frente Indígena Oaxaqueño Binacional (FIOB) en el año 1998. Sin embargo, mi primer acercamiento a la organización fue hasta el 2001, cuando se me invitó a asistir a un taller de participación cívica en el mes noviembre de ese año, entonces yo no sabía lo que eso significaba. A partir de allí me fui involucrando un poco más, asistí a varios talleres de salud y hasta empecé a enseñarle lo poco que había aprendido a mi propia familia y yo sentí que hubo un gran cambio , especialmente en mis hermanos. Ahora ya asisten a las reuniones de las escuelas de sus hijos, ahora ya saben que es muy importante estar involucrados, también que tienen el derecho de pedir un intérprete en Mixteco para enterarse de qué se está platicando en cada reunión.

El día 26 de junio del 2003 tuve la oportunidad de trabajar con el Centro Binacional por 3 meses como ayudante de oficina. Al principio se me hizo muy difícil porque yo soy una campesina, desde que llegué a este país he trabajado pizcando uvas, fresas, olivos y podando. Entonces fue un gran cambio para mí. Me acuerdo el primer día de trabajo en la oficina temblaba de miedo de que alguien me regañara si hacía el trabajo mal, pero les agradezco a cada unos de mis compañeros por la paciencia que tuvieron para enseñarme. En esos tres meses aprendí cosas muy importantes, tales como convocar a la comunidad para una reunión. En varias ocasiones ayudé a personas que eran de Oaxaca que no hablaban el Español sino sólo Mixteco para que se comunicaran con los que hablaban español. Desde ese momento me sentí muy feliz por haber ayudado a mi gente y también descubrí que hay mucha necesidad en la comunidad oaxaqueña y que deberíamos de ayudarnos sin esperar nada a cambio.

Antes de conocer esta organización, mi mentalidad era diferente, sólo pensaba en mi porque nada me faltara no me importaba quien era discriminado por el simple hecho de ser oaxaqueño. Ahora que conozco cuáles son los derechos de las persona en este país, sin importar lugar de origen, estado migratorio o cualquier otro índole. Ahora, estoy tratanto de difundir estos derechos lo más que puedo para que conozcan que sí merecen el respeto como las demás personas, ya que si hay cosas que más detesto es la discriminación hacia nosotros como indígenas. Porque aunque no se quiera reconocerlo, los trabajadores del campo hacen el trabajo que los anglosajones, los afroamericanos o cualquier otra persona ni siquiera lo toman como opción de trabajo. Digo esto porque casi la mayoría de las personas oaxaqueñas humildes llegan a trabajar en el campo.

Ahora se presentó otra oportunidad de trabajar nuevamente con el CBDIO, INC. en el proyecto de participación cívica y un proyecto nuevo que se enfoca en ayudar a mujeres embarazadas a cuidar su salud. Estoy muy contenta porque así voy a tener más oportunidad de ayudar a las personas que tienen más necesidad. Siempre les digo a las personas que conozco que hay que acordarse de cómo llegamos todos a este país, que aunque aprendamos cosas nuevas y mejoremos nuestros trabajos, nunca olvidemos esos momentos difíciles para darle la mano a los paisanos que van llegando después de nosotros.

nayamin-y-catalina.jpg
Foto: L.V.S.
Nayamín Martínez, Catalina Ventura, Ernestito Vásquez y varios otros miembros del FIOB en unas de las marchas en apoyo para la licencia de conducir en California

Leave a reply

required

required

optional