El Proyecto Comenzando Bien

Mayo 13, 2004 at

Por: Catalina Ventura

comenzando2-sm.jpg En esta página de EL TEQUIO les comparto la experiencia que vivo cada día en el trabajo con el proyecto que se llama “Comenzando Bien”. Este proyecto se enfoca especialmente en dar clases de cuidado prenatal a mujeres embarazadas indígenas Mixtecas de Guerrero y Oaxaca. Me llena de orgullo el poder ayudar a mis paisanas, porque cuando recien llegamos a este país desconocemos completamente de los servicios de salud disponibles.

De lo que se trata el proyecto es de reclutar mujeres embarazadas que hablan Mixteco y no dominan bien el Español para capacitarlas en diferentes temas que tiene que ver con el cuidado prenatal; cómo cuidarse de ellas y sus bebés durante el tiempo de su embarazo hasta que den luz. Los temas que se les da son los siguientes: la importancia de tener un embarazo saludable y tomar ventaja del cuidado prenatal, la importacia de visitar al doctor, nutrición durante el embarazo, manejo del estrés, efectos del uso de drogas, alcohol y tabaco. Al final de los seís talleres, se hace una ceremonia de graduación donde se entregan regalos a las mujeres que participaron con preguntas y comentarios durante los talleres, al mismo tiempo, se les entrega un certificado a cada señora que atendió todos los talleres. Además, se les entrega a cada pareja un asiento de seguridad para transportar a su futuro bebé en el carro, no sin antes explicarles cómo instalar dicho asiento. Para que estén familiarizadas con el hospital donde van a dar luz, se hace un recorrido en grupo donde también se pre-registran para que cuando se les llegue el día solamente tengan que presentarse sin más demora.

Durante este tiempo, he conocido mucha pobreza y discriminación hacía las mujeres indígenas por la barrera del lenguage. Hace poco conocí a una señora de Guerrero que vive en una condición de pobreza. Esta señora es madre de dos hermosos niños y tanta es la pobreza en que vive con sus pequeños que ni una silla tenía para sentarse y darle de comer a su recién nacido. Ella me contó un poco de su vida en el tiempo que lleva en este país. Que muchas veces ni comida tiene para darle a sus niños. Al ver esta situación me deprimió mucho y salí de ese hogar tan triste que no pude contenerme y me fui con lagrimas en los ojos. Cuando uno esta alejado de este tipo de situaciones no nos preocupamos de nada, pero una vez viendo este caso ya no hay tranquilidad en nuestra mente. En lo personal cada que recuerdo el rostro de esos niños y de la mamá me da mas ánimo de seguir ayudando a las señoras que en verdad están necesitadas.

Ahora me da más gusto de trabajar en este proyecto, además de educar a las mujeres de como cuidarse durante el embarazo, le damos otras ayudas. He estado trabajando con mujeres y veo mucha necesidad pues eso me conmueve y me da mas ganas de trabajar. Junto con la compañera Nayamín Martínez, Coordinadora del Proyecto de Salud, hemos estado ayudando a las mujeres para poder accesar servicios como Medi-Cal, referirlas a las clínicas, darles interpretación en Mixteco, transportación, ayuda para llenar formas, llevarlas al programa del WIC para obtener cupones de comida para los niños menores de 5 años y mujeres embarazadas.

Existe mucha necesidad en la comunidad indígena migrante y damos las gracias al generoso patrocinio de March of Dimes que confió en nosotros para implemetar este importante proyecto. Ahora agradecemos también First 5 del Condado de Fresno que nos va financiar para poder seguir con este importante proyecto.

comenzando2.jpg
Foto: L.V.S.
Catalina Ventura entregando un asiento de seguridad a la señora Maria Martínez y su esposo

comenzando.jpg
Foto: L.V.S.
Alberta Zurita y Catalina Ventura, entregando un regalo a una de las participantes de los talleres

Leave a reply

required

required

optional