Proyecto Navali Datuun

Noviembre 11, 2004 at

Por: Eugenia Pérez

celia-sm.jpg En esta página de EL TEQUIO les comparto las cosas con las que me he encontrado trabajando con la comunidad indígena por medio del proyecto NaaVali Daatun (Niños Saludables en la lengua Mixteca Baja). Hasta ahora me he dado cuenta de que hay muchas familias necesitadas. No sólo tienen la barrera del idioma Inglés, sino que tampoco se pueden comunicar en Español y eso hace aún mas difícil las cosas para ellos. Por otro lado se encuentra la falta de información de las diferentes servicios que Fresno ofrece, tales como estampillas para comida, Medi-cal y los diferentes lugares donde les pueden ayudar con comida, ropa, lugares donde pueden recibir cuidado de salud y cuidado prenatal. Por falta de información, hay casos muy tristes que me han tocado desde lo más profundo de mi ser y me doy cuenta de la gran necesidad que tienen las familias y por los recursos tan limitados que tenemos no podemos cubrir las necesidades como quisiéramos. A mí en particular hay un caso que me tiene impactada y que me ha hecho sentir mucha tristeza, pero a la vez, me está dando energía para seguir haciendo el trabajo que hago.

La senora Celia Peñalosa llegó a la oficina a pedir ayuda para llenar unos papeles para su trabajadora de Medical y estampillas. Me puse a ayudarle y por medio de las preguntas me di cuenta de que estaba embarazada y que ya tenía siete meses de embarazo y todavía no la examinaba un doctor. Le tome sus datos y le hice una cita que la dieron como a los cinco días. Me puse de acuerdo con ella que nos encontraríamos en el hospital University Medical Center. Le dije el día y la hora pero el día de la cita ella no llegó. Del hospital me fuí a su casa para saber el motivo por el cual no fue a la cita acordada y cual fue mi sorpresa, la miré en un estado muy mal, no tenía fuerzas ni de caminar ni de mantenerse sentada. Se sentía tan débil que sólo prefería estar acostada y esa fue la razón por la cual no quiso ir al hospital. Le dije que yo le ayudaría a llevarla al hospital y nos fuimos ya una vez que la doctora la estaba examinando sufrió un desmayo. No me alarmé tanto puesto que ya estaba en buenas manos. Después de la revisión, fuimos al laboratorio y a la farmacia a comprar las vitaminas prenatales y el hierro. Le expliqué como y cada cuando debería de tomar las vitaminas. Después me encargué durante una semana de ir a su casa y estar segura de que estaba comiendo y tomando las vitaminas como debe ser. Además en la oficina, le regalamos comida y la referimos al programa del Women Infant and Childre (WIC) donde la están apoyando con productos muy básicos como leche, queso, jugos y cereales. Ya han pasado varios meses de que esto pasó y ahora me da mucho gusto mirar a la señora que ella y su bebé gozan de buena salud. Gracias a Dios que hay organizaciones como las de Firts 5 del condado de Fresno porque sin el patrocinio de ellos esto no se llevaría acabo.

celia.jpg
Foto: L.V.S.
La señora Celia Peñaloza y sus dos niños

Leave a reply

required

required

optional