Pronunciamiento del Encuentro de Jovenes Oaxaqueños (OYE)

noviembre 7, 2015 at
lo justo es compartir...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPrint this page

12113500_1104817912863906_2713815899605632925_o

Domingo, 18 de Octubre de 2015.

En el marco del “Encuentro de Jóvenes Oaxaqueños (OYE)”, celebrado los días 16, 17 y 18 de Octubre, en Scicon, Springville, California. Donde nos reunimos lxs jóvenes pertenecientes a los pueblos originarios: Nuu Savi, Dixhe, Triqui, Náhuatl de Oaxaca, Nahuatl de Guerrero y Purépecha de Michoacán, provenientes de: Tijuana(Mexico); Santa Maria, San Diego, Fresno, Salinas, Santa Cruz, Madera, Berkeley, Mount Vernon, Greenfield, San Jose, Arvin, Oxnard, Los Angeles, California y de Mount Vernon, Washington (Estados Unidos).

12022557_1104699136209117_5696652313516079960_o

Para conmemorar los mas de 524 años de Resistencia de los Pueblos Originarios del Abya Yala.

Espacio en el que reflexionamos colectivamente e intercambiando saberes de nuestras comunidades originarias, en el contexto migratorio y del proyecto mundial de occidentalización e individualismo, que nos llevó a nosotros y a nuestros antecesores a la migración forzada, los jóvenes de los pueblos originarios seguimos con la resistencia de nuestros pueblos originarios y afrodescendientes. Por lo mismo nosotros reivindicamos nuestras identidades étnicas para romper con el imaginario de blanquitud colonial hegemónica, que busca invisibilizar nuestras diferencias y que sigue con su exterminio y despojo de nuestra herencia ancestral cultural, no conforme con el despojo de nuestros territorios ancestrales.

Esta es nuestra voz polifónica y plurilingüe, que resignificamos la información mediática que llega bajo la lógica del consumo, les decimos que ahora la convertimos en formas de expresión artísticas de: canto, poesía, hip hop y baile para la resistencia.

Porque sabemos que es nuestra la voz, la herramienta capaz de derribar las fronteras impuestas por la herencia colonial en el Abya Yala, y que ahora se emerge como unívoco proyecto hegemónico de occidentalización y modernización neoliberal.

12138535_1104700866208944_5476390156768246069_o

En el marco de la diferencia, las mujeres jóvenes de los pueblos originarios que fuimos desplazadas de nuestros territorios ancestrales pero que seguimos resistiendo en nuestros cuerpos-territorios:

Nosotras las hijas de las que violaron, mataron, sodomizaron, exterminaron e inseminaron forzosamente, las hijas de las que derramaron sangre en la lucha, las hijas de las que siguen con la digna lucha, rompiendo los paradigmas de “mujeres asimiladas”, las machorras, las putas, las cabronas, las “estudiadas”. Por las que fueron antes que nosotras y por las que ahora somos:

Nosotras las que reclamamos la autonomía de nuestros cuerpos, por el derecho al goce y el disfrute de nuestros cuerpos, por el derecho a la educación no violenta, por el derecho a ser ahora feministas comunitarias, fronterizas, Queer, raperas, poetas, indias modernas.

Nosotras le decimos a las formas patriarcales que rechazamos las normas de género impuestas y heteronormativas. Reclamamos nuestra ancestralidad y denunciamos que un ¡Alto a la venta de mujeres en nuestras comunidades!, ¡Alto a los matrimonios arreglados!, ¡Alto a la violencia y al asesinato de nuestras hermanas!.

Les decimos a nuestros hermanos hombres: ¡No hay Descolonización, sin despatriarcalización!

12132580_1104700099542354_4313723097643279776_o

Nosotros los hijos de los protectores de los bosques, de los ríos, los hijos del viento y de la lluvia, los hijos de la Madre Tierra, los hijos de migrantes, los jóvenes oaxaqueños y orgullosos de nuestra ancestralidad étnica:

Somos los hombres de los pueblos originarios quienes reclamamos el derecho a otras masculinidades, porque rechazamos el modelo de masculinidad de blanquitud de nuestros cuerpos y nuestras mentes, rechazamos el poder para destruir y para dividir, rechazamos las masculinidades violentas que denigran a nuestras hermanas.

Denunciamos las formas patriarcales que buscan normar nuestras emociones y reclamamos nuestro derecho a la diferencia identitaria, en donde, joven, gay o transgénero, no signifique la renuncia o negación de nuestras culturas ancestrales étnica.

Nosotros los hombres que también lloramos, los que nos preocupamos y nos indignamos para luchar y resistir ante la imposición patriarcal, los que denunciamos la heteronormatividad y masculinidad blanca eurocéntrica. Los hombres que dignificamos nuestras raíces étnicas y ancestrales quienes vemos la posibilidad de otra conciencia masculina que no perpetúe las formas de violencia, despojo, destrucción, guerra y exterminio de la Madre Tierra.

Por lo anterior, nos posicionamos en contra de:

Las fronteras impuestas, que clasifican, separan y criminalizan a nuestras familias por el hecho de migrar para escapar de la pobreza y violencia perpetradas por políticas neoliberales en las que viven nuestras comunidades de México.

12032849_1104700672875630_4326191698551332764_o

En contra asimilación forzada y ahora institucionalizada en los sistemas educativos oficiales que no nos representan en la diferencia, ya que no generan espacios para la “inclusión verdadera” de otros saberes no hegemónicos y que nos orilla a la imposición de conocimientos que no nos representan.

En contra de homogeneización cultural de un único modelo cultural occidental hegemónico. Reclamamos nuestros derechos a la diferencia, a la autonomía, libre determinación y expresión de nuestra cultura originaria sin importar el espacio geográfico o frontera impuesta en este sistema-mundo.

En contra del extractivismo, el fracking y la destrucción de los recursos naturales que siguen despojando el territorio del Abya Yala y del planeta entero.

En contra del modelo de explotación laboral que se vive nuestros hermanas y hermanos jornaleros en los campos agrícolas, porque es la lógica de la precarización colonial de nuestros cuerpos “indios” la que siguen siendo explotados por las empresas transnacionales agrícolas que discriminan y mata lentamente con salario de hambre a nuestros hermanos y hermanas en los campos de San Quintín y otras partes de México. Nosotrxs exigimos justicia para ¡San Quintín y Familias Unidas!

Denunciamos la opresión y criminalización de los jóvenes pensadores, denunciamos la persecución y desaparición de estudiantes en México, ¡No olvidamos la desaparición forzada de los 43 estudiantes de Ayotzinapa!. México ya no es un país seguro para lxs jóvenes que buscamos crear un pensamiento crítico y de conciencia social. ¡Nosotrxs los jóvenes que vivimos en otras fronteras estamos con ustedes!.

Reivindicamos:

Nuestro derecho a la construcción de otros saberes y al rescate de los saberes ancestrales que marcan una lógica inclusiva, con bases de conciencia colectiva, de cuidado de las madre tierra, de respeto por los espacios sagrados y rituales.

Reivindicamos nuestro derecho a la soberanía alimentaria, en contra del maíz transgénico y del clembuterol que envenenan nuestros cuerpos y que exterminan nuestros bosques, selvas y montanas.

Nuestra medicina ancestral, nuestro derecho a la sanación y al respeto entre los pueblos.

¡Nosotros los hijos e hijas del maíz !

12095316_1104700652875632_1749262155131970187_o

Este encuentro fue hecho posible al gran esfuerzo a los jóvenes oaxaqueños e indígenas, gracias a la donaciones de Alejandra Alvarez Garcia, Nancy Erbstein, Jonathan Fox, Alexis Buz, Agustin Vieyra, Christine Barker, Edmundo Zaragoza, Dvera Saxton, Crisantema Gallardo, Maureen Keffer, Susana de la Torre, Yuriana Velasco, Yeram Cheong, Natalie Solares, y los Anonimos

y nuestros patrocinadores:

Untitled-1



lo justo es compartir...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPrint this page

Leave a reply

required

required

optional