Clamor de juventud / Los Indígenas

March 13, 2000 at

CLAMOR DE JUVENTUD

Por: Maribel Alvarado

La juventud de hoy día se enfrenta el gran reto de la desconfianza por parte de las otras generaciones. Se dice y se pregona que “la juventud es la esperanza del mañana”. Me pregunto, ¿que se ha hecho para forjar ese mañana?. Irónicamente, se ha llegado a catalogar a ésta misma juventud, generación “X”, generación de la muerte, insinuando que somos anónimos ante la sociedad e incapaces de realizar algo positivo en la historia. Supuestamente, se impulsa la guventud hacia el desarrollo y el progreso, cuando en realidad las colegiaturas suben astron�micamente (siendo inaccesibles para los jovenes). Los programas de apoyo e insentitivos se cierran, limitando así las oportunidades de superación para los jóvenes. Con éstas actitudes y acciones, el mensaje que nos envian es que no confian en la juventud. En toda generación hay aspectos positivos y negativos. La juventud de hoy vive situaciones difíciles, ya que un milenio sierra ante el umbral del nuevo. Lo único que pide la juventud es que se le deje ser.

La sociedad es un producto humano, el hombre es un producto social.


INDIGENAS

Académicos y religiosos que habían visitado el estado de Oaxaca, expresaban la fascinación y encanto que experimentaban en su visita a la tierra madre, con sus valles caudalosos, tierra con historia milenaria, cuna de gente noble, leal y hospitalaria. Después de expresar maravillas de Oaxaca, la gente y sus bellos lugares, se escuchó: “pobre gente, viven en la miseria, los pueblos al igual que los países, tienen el govierno que merecen”. “¿Que podremos hacer para ayudarles?”“construiremos escudos y le enseñaremos a defenderse”, “organizemos una exposición de artesanía para que vean las cosas tan lindas que hacef”. Ni tarde, ni peresosa, me levanté y dije: “El pueblo indígena no busca protectora para que le resuelvan sus problemas, ni predente ser un objeto de exhivisión de museo”. “El clamor del pueblo indígena, por más de quinientos años, es que lo dejen ser. Que no le tengan lástima, ni le impongan estilos y pensamiento que destruyen la historia y tradición del pueblo”. Alguien mencionó a Virgilio Elizoro, escritor Jesuita, quien expresa en sus obra, que el futuro es meztizo y lo puro no existirá. El pueblo indígena es puro y no va en contra de las mezclas, pero rechaza todo tipo de opresión e imposición. Si el futuro ha de ser meztiso dejen que el pueblo decida.

Leave a reply

required

required

optional