Causas de Luchas de Pueblos Indígenas, más vigentes que nunca

January 30, 2009 at

Las causas por las que luchan los pueblos indígenas, son urgentes en el mundo moderno, afirma el sociólogo Yvon Le Bot

Bertha Rodríguez

Los Ángeles, California.- Los logros de las luchas de los pueblos indígenas en el Continente Americano -después de cuarenta años de una consistente emergencia-, resultan una esperanza para el mundo ya que a diferencia de otros movimientos sociales caracterizados por su visión autoritaria, los pueblos originarios luchan por valores y temas que son centrales en el mundo contemporáneo de la globalización, consideró el sociólogo francés Yvon Le Bot, autor de “La Guerra en Tierras Mayas” y “Subcomandante Marcos: El Sueño Zapatista”.

Durante una reunión informal con indígenas migrantes, miembros del Frente Indígena de Organizaciones Binacionales (FIOB) en Los Ángeles, Le Bot destacó las reivindicaciones de los movimientos indígenas como las que enarbola el Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) en México; el Consejo Regional Indígena del Cauca (CRIC), y la Asociación de Cabildos del Norte del Cauca (ACIN), en Colombia; las organizaciones aliadas que llevaron al poder a Evo Morales en Bolivia, y las luchas en defensa del territorio en Ecuador y el amazonas brasileño, entre otras luchas de los pueblos indígenas en América Latina.

Temas como el racismo, la defensa del territorio (y con ello la protección a los recursos naturales y al medio ambiente), la democracia directa, la diversidad cultural, la igualdad en las relaciones entre hombres y mujeres, así como la migración, son algunos de los ejes centrales de las luchas de los pueblos indígenas americanos, que paralelamente, se enfrentan a gobiernos represivos y políticas de exterminio, apuntó el sociólogo.

Pueblos Indígenas y La Izquierda En Latinoamérica

Yvon Le Bot considera que no existe un movimiento indígena organizado a nivel continental sino que se trata de diversas luchas. De hecho, precisó que desde los años 60’s ha habido un despertar, una emergencia, un brote de luchas de emancipación que han tomado como bandera lo indio para ejercer la autodeterminación y para “afirmar la diferencia en la igualdad y el muticulturalismo”.

Estas luchas, dijo, por lo general han sido encabezadas de manera pacífica pero algunas veces se han llevado a cabo a través de la vía armada en alianzas con algunos movimientos de izquierda.

Le Bot consideró que debido a la visión paternalista, autoritaria, dominante y elitista de los movimientos de izquierda ortodoxa, dichas alianzas no han prosperado. Citó como ejemplo la guerra en Guatemala (1960-1996) en la que los grupos guerrilleros, guiados por una ideología de izquierda tradicional, incorporaron a sus filas a los indígenas sin tomar en cuenta sus dinámicas comunitarias y esto derivó en una represión militar más feroz en contra de la población civil, compuesta mayoritariamente por diferentes pueblos indígenas.

La de Guatemala, apuntó Le Bot, fue la guerra más sangrienta y más costosa en cuanto a vidas humanas en América Latina.
Respecto al CRIC en Colombia, el sociólogo afirma que en los años 70’s los pueblos que conforman este consejo comenzaron a definir una línea de lucha propia, deslindándose de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), y han luchado a contracorriente de los grupos paramilitares y la violencia del narcotráfico.

Dijo que aunque en algún momento, el CRIC hizo alianza con el movimiento armado M-19 (actualmente desaparecido) el consejo de indígenas siempre pugnó por la auto organización, la defensa de las tierras, y la cultura, en medio de un contexto de violencia sumamente difícil, pero siempre siguiendo su propia lógica económica, social y cultural.

Le Bot dijo que en Bolivia “pasó algo insólito” ya que un indígena (Evo Morales) llegó al poder a través de una alianza con varias organizaciones que se aglutinan en el Movimiento Al Socialismo (MAS). En los 90’s apuntó Le Bot, este conglomerado de fuerzas se concentraron en el MAS y la figura de Evo Morales, un sindicalista que acumuló fuerza al frente del movimiento de cocaleros de El Chapare.

Racismo De Derechas y De Izquierdas

Respecto a los cambios que han logrado las emergencias de pueblos indígenas, Le Bot subraya la lucha en contra del racismo, el cual no solamente es una práctica de la derecha sino también existe “cierto tipo de racismo” que practican algunos grupos de izquierda.
Al reconocer al otro como igual, y al reconocer la necesidad de acabar con el racismo, los pueblos indígenas no son tradicionalistas sino totalmente contemporáneos, pues son problemas de carácter universal, cada día más apremiantes y más actuales, indicó Le Bot.

Lo mismo sucede con la defensa de los recursos naturales en contraposición al desarrollo modernizante que resulta destructor de la naturaleza.
El sociólogo sostuvo que al levantar las banderas de los problemas fundamentales y que van más allá de su propia comunidad, los movimientos indígenas tienen resonancia en todo el mundo.
Por ello, además de la resistencia de los pueblos indígenas, son necesarias las propuestas que puedan ser retomadas por otros sectores que no viven en comunidades rurales.
El reto, considera Le Bot, es articular estos temas y estas luchas. Lejos de encerrarse en lo comunitario, hace falta enlazar a los diferentes sectores que enfrentan los mismos problemas.
En el caso del problema del racismo, si no se logra el reconocimiento de “el otro” como igual, es difícil llegar a una política en la cual el progreso social beneficie a todos, indicó Le Bot.

La Victoria De Obama, También Es La De Los Discriminados

Al referirse al racismo en Estados Unidos, Le Bot opinó que la victoria de Barack Obama como presidente de la república no solo representa una victoria para los afroamericanos sino también es un triunfo de los sectores discriminados que salieron a las calles en el 2006 y es una victoria compartida en el mundo entero.

Agregó que la elección de Evo Morales en Bolivia representó para los indígenas bolivianos lo que la elección de Obama representa “para algunos aquí”, pues rechaza de manera simbólica el sistema de Apartheid no reconocido que en el caso de los indígenas, ha sido enfrentado durante 516 años y que ha representado una “política aplastante”.

Le Bot comenta que recientemente visitó a unos amigos, jóvenes inmigrantes haitianos que viven en el sur de Francia, quienes tienen en sus habitaciones fotografías de Barack Obama, como un símbolo de una lucha contra el racismo.

Al referirse al levantamiento del EZLN en 1994, Le Bot dijo que entre los logros más destacados del movimiento zapatista es el haber reivindicado los derechos de igualdad, justicia y democracia así como el principio de dignidad parte de los pueblos indígenas.
Reconoció que el zapatismo no ha logrado todos sus objetivos en lo político y social, a pesar de los grandes esfuerzos por mantener formas de autogobierno. Tampoco han acabado con el racismo en contra de las comunidades pero su mérito es haber abierto una perspectiva diferente, el decir “somos indígenas y al mismo tiempo mexicanos”.

Destacó la importancia de las luchas de los pueblos indígenas de “afirmar los derechos de todos no solamente a vivir, sino afirmarse con identidades diversas. Es decir, el ser iguales pero diversos”.

Esto, en contraposición a la derecha que pretende “uniformizar al mundo” y los grupos de izquierda (“las ideologías verticales”) que siguen trabajando con categorías de hace 40 años y que no corresponden a la realidad actual por lo que han perdido credibilidad y seguidores.

Le Bot retoma la experiencia de los guerrilleros que iniciaron el movimiento zapatista, quienes tenían la intención “de meter la idea de la lucha de clases y el proletariado…ideas muy cuadradas que no podían rodar” entre el pensamiento y la cosmovisión indígena de los pueblos mayas de Chiapas.

El reto, consideró el sociólogo francés, es cómo abordar los problemas en las comunidades indígenas, las grandes ciudades, las comunidades de migrantes…“Los problemas son los mismos pero las respuestas son diferentes”, indicó.

Ola Antinmigrante En Europa

Al referirse al movimiento en defensa de los derechos de los inmigantes, Le Bot dijo que ni siquiera en Europa, donde ha crecido una ola antinmigrante en algunos países, ha habido una movilización tan fuerte y significativa como la que encabezó la comunidad migrante en Estados Unidos, en el 2006.

Reconoció que en países como España (donde aumenta el rechazo a los inmigrantes africanos), Italia (en contra de los gitanos) y Holanda –hasta hace algunos años considerado como el país de la tolerancia y el respeto “al otro”-, así como en Francia (en menor medida), hay una creciente xenofobia.

Dijo que la frontera del sur de Europa, que corre desde los Balcanes hasta las Canarias, mueren más inmigrantes que en la frontera sur de Estados Unidos.
En esos países de Europa existe un rechazo brutal en contra de los migrantes y también se han registrado expulsiones masivas.

Por ello, con todo y sus respuestas inconclusas, en opinión de Yvon Le Bot, la riqueza de los pueblos indígenas que luchan por sus derechos y en contra de la dominación de cualquier tipo es mayor que las riquezas financieras y especulativas de los mercados bursátiles, por ello estas luchas resultan esperanzadoras.

Como pueblos indígenas, y como migrantes, dijo el sociólogo Yvon Le Bot a los presentes, ustedes tienen mucho que enseñarnos.

Leave a reply

required

required

optional